sábado, 17 de noviembre de 2007

El niño en la Familia






El niño en la Familia

Los niños en edad escolar pasan más tiempo lejos de sus casas y de su familia que cuando eran más pequeños y son menos cercanos a sus padres, pero éstos continúan siendo muy importantes en las vidas de los niños. Debido a que por razones económicas, en las familias tiene que trabajar los dos padres para poder sobrevivir, en donde el mayor énfasis de la educación de los niños previa en los colegios o en jardines infantiles ya que es el lugar en donde pasan mas tiempo.pero no hay que dejar de lado que en la familia el objetivo fundamental se centra en la crianza, en los cuidados y en la protección de sus hijos . Gran parte del tiempo en que los padres y los niños pasan juntos es en los quehaceres, ejemplo: ir de compras, hacer los deberes, etc.
Para poder comprender al niños en la familia debemos considerar el entorno familiar, su atmósfera y estructura.
Los niveles adicionales de influencia, incluyendo el trabajo y la condición socio económica de los padres y las tendencias sociales como los cambios en la familia, el divorcio y las nuevas nupcias,ayudan a dar forma la entorno familiar y por tanto al desarrollo de los niños.
Aspectos de la crianza:
Durante el transcurso de la niñez el control del comportamiento pasa gradualmente de los padres al hijo. La adquisición de la autorregulación por parte de un preescolar reduce la necesidad de supervisión constante puesto que puede confiarse en que el niño seguirá las reglas de sus progenitores cuando éstos no estén presentes; el poder radica totalmente en los padres.
En la adolescencia o incluso después a muchos jóvenes se les permite decidir aspectos como determinar la hora que pueden permanecer despiertos o como gastar su dinero, lo que hace que los jóvenes tengan cierta autonomía y responsabilidad. Es muy importante que el joven sienta que no está solo que sus padres se preocupan por él, que no pasen a ser unos padre “top”, denominados así por sus compañeros, que los dejan hacer de todo, salir para donde ellos quieran sin ponerles límite alguno, porque ésta despreocupación puede llevarlos a grandes crisis en la adolescencia, en donde sienten que sus padres no están ni ahí con ellos, que son un “cacho” para ellos.

Existen tres categorías de disciplina:
Afirmación de poder: esta consiste en mostrar y dejar bien en claro quién manda.
Inducción: supone promover conductas deseables apelando a la razón o al sentido común (fomenta la autonomía).
Privación temporal del amor: castigo negativo. Se manifiesta al niño o niña la consecuencia que tiene su conducta para nosotros.
La niñez intermedia es la etapa transicional de la corregulación, en la cual progenitor e hijos comparten el poder, los niños recurren más a los consejos y supervisión de los padres cuando éstos consideran que están siendo justos y que saben más debido a su experiencia.
A partir del conflicto familiar los niños aprenden las reglas y estándares del del como comportarse frente a cualquier situación.









Fuente bibliografica: Desarrollo Humano, octava edición. Danie E. Papalia.






Publicado por: Nataly Fuentes Serrano.